| Inicio | Contactar |  
 
Introducción .01
Acciones del Programa Opea .02
Carta de Presentación .03
Entrevista .04
Curriculum .05
Empleo .06
Directorio de Empresas .07
Autoempleo .08
Tipos de Contratos .09
Protección por Desempleo .10
Formación .11
Acceso Usuarios  
 
 
04. La Entrevista de trabajo
<< volver
04.3. Fases de la entrevista.

La gran mayoría de las entrevistas de selección de empleo tienen un carácter semidirigido, es decir, se producen preguntas directas del entrevistador/a y respuestas del entrevistado/a, seguidas de petición de opiniones sobre determinados aspectos profesionales.


Las fases de la entrevista son:  


PRESENTACIÓN Y SALUDO.-


Es un breve período en el cual el entrevistador/a intentará “romper el hielo” y establecer un clima agradable para establecer la comunicación. Esta etapa es muy importante dado que se corresponde con la "primera impresión" que se obtiene del aspirante en cuanto a aspectos no formales. Convendría que llegáramos unos minutos antes, de modo que no vayamos apresurados o con nervios, y además tengamos tiempo de conocer el lugar. Pero tampoco conviene llegar con demasiada antelación. Saludaremos con un apretón de manos, si así nos lo indica nuestro entrevistador/a y sonriendo.


PREGUNTAS FRECUENTES.-


Una vez que se “ha roto el hielo” comienza el verdadero núcleo de la entrevista constituido por el conjunto de preguntas y de respuestas de carácter profesional y personal, algunas de ellas las veremos a continuación:


1. Relacionadas con formación y estudios?.


¿Qué estudios ha realizado y por qué los eligió?


¿Repetiría su elección de estudios si volviera a empezar?


¿Cuántos  idiomas conoce?


¿Qué cursos de formación ocupacional ha realizado?


¿Está dispuesto a completar su formación en lo que precise?


¿Qué tal llevaste los estudios?


¿Piensa seguir estudiando de alguna manera?


2. Relacionadas con el pasado profesional.


¿Cuál fue su último empleo?


¿Qué obligaciones y responsabilidades desempeñaba?


¿Por qué dejo su último trabajo?


¿Por qué quiere cambiar de empresa o iniciar su vida laboral con nosotros?


¿Posee experiencia en el sector?, ¿En qué empresa?, ¿Por cuánto tiempo?


¿Disfruta con su trabajo?


¿Qué logros profesionales ha alcanzado a lo largo de su vida?


¿Cómo era su relación con sus superiores?


3. Motivo de la solicitud.


¿Qué conoce de la empresa? ¿Qué te atrae de ella?


¿Qué cree que puede aportar al puesto?


¿Por qué cree que es la persona más idónea para el puesto?


¿Qué puede aportarnos si no tiene experiencia?


¿Cómo te enteraste de la existencia de este puesto?


4. Comportamiento en el ámbito profesional.


¿Cómo le gustaría trabajar: sólo o en equipo?


¿Confía o dudan en general de la eficacia de los demás compañeros?


¿Acepta las órdenes de sus superiores o le gusta discutirlas?


¿Qué ambiente de trabajo prefiere?


¿Estaría dispuesto a trasladarse a vivir en otra ciudad, y a viajar con frecuencia?


¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles para este puesto de trabajo?


¿Es realmente el factor económico el más importante es su decisión?


¿Cuánto desea cobrar?


5. Personalidad.


¿Cómo suele tomar sus decisiones?


¿Cuáles son sus mejores cualidades y defectos?


¿Se considera una persona seria y trabajadora?


¿Qué destacaría como positivo y como negativo de su carácter?


¿Es usted una persona tolerante?


¿Tiene facilidad para llevarse bien con la gente?


¿Se desmoraliza ante los imprevistos?


¿Reconoce públicamente sus errores si es necesario?


¿Cuáles son sus metas a largo plazo?


6. Situación familiar.


¿Cuál es su estado civil?


¿Tiene hijos? ¿Piensa tenerlos?


¿Su esposa/o trabaja fuera del hogar? ¿a qué se dedica?


¿Su familia es lo más importante para usted?


¿Vive con usted algún familiar además de su pareja?


¿Es positiva la convivencia?


7. Condiciones para trabajar.


¿Puede incorporarse inmediatamente?


¿Tiene vehículo propio?


¿Tiene otras ofertas de trabajo?


¿Prepara oposiciones?


¿Qué aficiones tiene? ¿Cuáles le gustaría realizar en el futuro?


¿Está dispuesto a cambiar de residencia?


8. Valoración final.


En caso de elegirle, ¿Qué es lo que cree que más va a gustarle del puesto? ¿Y que le gustaría menos? ¿Qué le ha parecido la entrevista


ESTRATEGIAS PARA RESPONDER.-


A la hora de responder a las preguntas del entrevistador es necesario adoptar una serie de actitudes básicas que son:


- Escucha atentamente las preguntas.


- Contestar siempre con tranquilidad, empleando pausas. De este modo, a cada pregunta del entrevistador debe continuar una pequeña pausa, durante la cuál elaboraremos la respuesta que nosotros vamos a dar.


- Contestar siempre de manera reflexiva.


- Contestar siempre con claridad y coherencia.


- Tus respuestas deben ser cortas pero elocuentes, no te enrolles.


RECOMENDACIONES


Llega puntual.


Da la mano con firmeza, pero sin exagerar.


Procura no fumar durante la entrevista.


Procura colocarte a distancia prudente de la mesa del entrevistador.


Busca una postura cómoda, que te evite estar continuamente en movimiento


Mantén contacto visual, mira a los ojos.


Procura no realizar movimientos repetitivos, habitualmente denominados tic.


La sonrisa facilita la comunicación.


Las manos podemos utilizarlas (no de forma excesiva) como herramienta a la hora de ilustrar ideas o acciones difíciles de verbalizar.


Cuidar la imagen vestirse de modo discreto.


Deja que el entrevistador guíe la entrevista, no tengas prisa por hablar y no le interrumpas hasta que termine su pregunta.


Contesta de forma positiva transformando lo negativo en positivo.


Cuida tus respuestas, utilizando un lenguaje correcto sin utilizar expresiones tajantes o muletillas.


Contesta sin agresividad, aunque el entrevistador te lleve a ello.


Muestra motivación y entusiasmo en las respuestas.


Estar preparado para hablar de tus errores y tus defectos.


Nunca hables mal de tu actual o antigua empresa, ni de los jefes ni compañeros.


Evitar preguntas inoportunas, realizar preguntas sobre el puesto y la empresa.


Mostrar proyección de futuro.


EL ENTREVISTADOR.


La empresa quiere que sus trabajadores sean los más adecuados. Por eso realiza procesos de selección para conocer a los candidatos y "quedarse" con los mejores. La prueba más importante del proceso de selección es la entrevista en la que un entrevistador/a decidirá por el comportamiento y por las respuestas que dé el aspirante,  ver si es un buen candidato/a al puesto. El primordial objetivo del entrevistador/a es obtener la mayor cantidad de información posible.


Los entrevistadores pueden ser:


-Un experto en técnicas de entrevista, en muchos casos será psicólogo de formación. Su principal objetivo es detectar si tu formación, personalidad y motivación coinciden con el retrato que le pide la empresa.


- Un responsable de recursos humanos de la empresa, tiene conocimientos en técnicas de entrevista, conoce bastante bien el perfil del puesto ofrecido, y además tiene un amplio conocimiento de la cultura empresarial. Suele ser la entrevista más completa que puedes llegar a realizar.


- Un técnico de la empresa, que por lo general suele ser el jefe directo.  Harán preguntas de contenido técnico en relación con el trabajo en cuestión. Se centrarán en averiguar tu capacidad de trabajo y si les "caes bien".


FINAL DE LA ENTREVISTA


Cuando una entrevista de selección está a punto de finalizar, es el propio entrevistador/a el que te lo indica (p.e.: Ya estamos terminando, ésta es la última pregunta…) de manera que cuando el entrevistador inicie un movimiento de despedida deberíamos “seguirle la corriente”. Aquí el entrevistador/a nos planteará  si tenemos alguna pregunta o cuestión que formular, y en algunas pruebas de selección nos pueden pedir que realicemos tareas prácticas relacionadas con la especialidad.


Después de la entrevista piensa en las preguntas que crees que has contestado bien y en las que crees que tu respuesta no ha sido muy acertada. Piensa en cómo responderías a estas últimas si te las hicieran ahora.  Esto te ayudará a hacer mejor la siguiente entrevista. Si has pasado a la siguiente fase del proceso de selección, señal de que has hecho una buena entrevista, te ayudará a hacer mejor la siguiente. No te vayas sin conocer todos los datos sobre la próxima etapa del proceso de selección. Si no has pasado, la entrevista no te salió bien, este repaso te servirá a hacer mejor la próxima entrevista que tengas con otra empresa.




Imagen