| Inicio | Contactar |  
 
Introducción .01
Acciones del Programa Opea .02
Carta de Presentación .03
Entrevista .04
Curriculum .05
Empleo .06
Directorio de Empresas .07
Autoempleo .08
Tipos de Contratos .09
Protección por Desempleo .10
Formación .11
Acceso Usuarios  
 
 
04. La Entrevista de trabajo
<< volver
04.2. Tipos de entrevista.

Existen muchos tipos de entrevistas, aquí los agrupamos en los estilos más típicos.


SEGÚN EL LUGAR:


Telefónica: este tipo de entrevista se suele utilizar como primera forma de selección, eliminando así las candidaturas menos cualificadas para el desempeño del trabajo que se trate. Quienes superen esta primera fase de selección pasarán a otra segunda. En otras ocasiones, este tipo de entrevista se utilizará para valorar tu candidatura antes de desplazarte de tu lugar de origen, para conocer tu nivel de idioma, etc.


Presencial: Es el tipo más común de entrevista de trabajo. El candidato/a se desplaza al lugar citado. En esta entrevista se evalúan y valoran, además de los aspectos estrictamente profesionales, otros aspectos personales. La primera impresión cuenta mucho. Te pueden estar evaluando antes de comenzar la entrevista propiamente dicha y continuar evaluándote después.


SEGÚN NÚMERO DE PERSONAS:


Uno a uno: es el procedimiento más común. En este caso, la entrevista la puede dirigir un técnico de la empresa, un miembro de la directiva o un psicólogo y/o persona especialista en procesos de selección.


De panel: en este caso tendrás que afrontarte, no sólo ante una persona, sino ante varias a la vez, siendo probable que, entre ellas, halla un representante de Recursos Humanos, algún miembro en relación con el puesto de trabajo que se desea cubrir y otros técnicos de categoría similar. Es normal que esta situación aumente tu nivel de ansiedad; intenta relajarte y mirar de frente a cada uno de ellos.  


En grupo: Este tipo de entrevista se utiliza en procesos de selección donde concurren un elevado número de candidatos/as. Se utilizan dinámicas grupales y supuestos prácticos para que los resuelvan estos participantes. Hay que mantener la calma y tener en cuenta de que son nuestros competidores, siempre intentaremos  trabajar de forma positiva con el grupo. Si los seleccionadores aprecian nuestra capacidad de trabajo en grupo, estarán evaluando nuestra posible incorporación a su equipo. Un consejo para desenvolvernos bien en este tipo de pruebas es recordar que en ellas es más importante el proceso que el resultado.


 SEGÚN LA ESTRUCTURA: 


Estructurada: Es la más estática y rígida de todas, quien te entrevista tiene predeterminadas las preguntas que te tiene que hacer. Esas preguntas las deben responder todos los aspirantes que optan al puesto. Permite comparar las respuestas de todas ellas. Esto facilita enormemente la unificación de criterios y la valoración del candidato/a, pero no permite que el entrevistador ahonde en las cuestiones más interesantes. Es recomendable para aquellas empresas que necesitan cubrir muchos puestos de trabajo y no pueden invertir demasiado tiempo en el proceso de selección.


Semiestructurada: Algunas de las preguntas del desarrollo de la entrevista se planifican previamente y otras, sin embargo, van surgiendo libremente.


Libre: No se estructura ni planifica previamente. Es como una charla de carácter informal, es la más ágil y la que proporciona más información en general acerca del candidato/a, pero requiere cierto dominio por parte del entrevistador/a.


SEGÚN EL ESTILO:


Estresante: Pretende conocer el comportamiento del entrevistado/a en una situación en la cual es difícil mantener el control de sí mismo. El entrevistador/a puede ser sarcástico, hacerte esperar, etc. Si esto sucede, no lo tomes como algo personal. Una vez en la entrevista, contesta todas las preguntas de manera clara y siempre que necesites que te aclaren algo, pídelo. Puede que el interlocutor haga alguna pausa en la entrevista, toma esto como un descanso para distenderte. En el caso de que el silencio se prolongue pregúntale si necesita que le aclares algo.


Directiva: Depende del plan del entrevistador y deja poco margen a la iniciativa de la persona entrevistada. Suele utilizarse entrevistas de tipo estructurado en las que las preguntas están prefijadas y el tiempo controlado. El esquema de interacción es muy rígido.


Abierta: El esquema de interacción es abierto y se crea un ambiente espontáneo. Facilita que la persona entrevistada se muestre tal y como es.


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 




Imagen